Trucos y consejos a la hora de hacer crepes

Las crepes se preparan sin ninguna dificultad y en poco tiempo. Admiten un gran número de rellenos, además de ser muy baratas. Te damos las claves para que te queden perfectas.

Las crepes son tortitas hechas a base de leche, huevo, harina y mantequilla.

Aunque su origen es francés, son muy populares en todo el mundo porque con ellas se pueden hacer platos dulces y salados.

Son un plato muy versátil; las dulces suelen rellenarse con caramelo, mermelada, chocolate...
Las saladas sirven como entrantes o platos principales, rellenándolas de verduras, pescado, pollo, queso…

Las crepes tienen diferentes nombres, dependiendo de la región; y también en cada región cambian los ingredientes. (Pfannkuchen y palatschinken, en ruso; crepas en Méjico; lefser, en Noruega; paratha, en la India). En nuestro país son muy conocidas las filloas gallegas.

Aun así, las crepes francesas, hechas con harina de trigo, son las más populares.

Preparación

- Preparar deliciosas crepes no tiene ninguna complicación, pero es fundamental hacer la masa de la forma adecuada.
- La harina debe tamizarse para facilitar la mezcla con el resto de los ingredientes.
- Los huevos se baten con la leche y una pizca de sal y azúcar, y se va incorporando poco a poco la harina sin dejar de batir con unas varillas metálicas.
- Cuando se haya formado una pasta suave y sin grumos, se le pone un poquito de mantequilla fundida (no demasiado caliente para que no se cuajen los huevos), o una gotita de aceite.
- Una vez que la mezcla esté perfecta, se cubre el bol con plástico de cocina y se deja reposar durante un par de horas en la nevera. También puedes ponerla fuera de la nevera si el sitio es fresco. (Mientras reposa la masa puedes preparar el relleno).
- Para cocinar las crepes, lo mejor es utilizar una sartén antiadherente de 18 cm de diámetro; echaremos en ella una cucharadita de mantequilla; cuando ésta se derrita, se retira la sartén del fuego, se añade un chorrito de masa y se mueve la sartén para que cubra todo el fondo. Se le da la vuelta con una espátula y ¡listo!
- Una vez cuajadas todas las crepes se reservan en una fuente que resista el fuego para mantenerlas calientes mientras se hacen todas.

En esta galería te damos los secretos para preparar unas crepes deliciosas. Es más sencillo de lo que parece. Toma nota.

Continúa viendo nuestras galerías