Revista Mía

Las frutas que deberías tomar si tienes la tensión alta

Todas las frutas son muy recomendables, sin embargo, ciertos ejemplares son especialmente útiles en caso de hipertensión.

La hipertensión es la elevación de los niveles de presión arterial de forma continuada. Aunque es más frecuente a partir de los 40 años, puede darse en cualquier momento y aumentar la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, problemas renales e incluso derrames cerebrales. Para evitar todo esto, llevar una vida saludable es crucial.
Aunque no hay un umbral estricto que permita definir el límite entre el riesgo y la seguridad, de acuerdo con consensos internacionales, una presión sistólica sostenida por encima de 139 mmHg o una presión diastólica sostenida mayor de 89 mmHg, están asociadas con un aumento medible del riesgo de aterosclerosis y, por lo tanto, se considera como una hipertensión clínicamente significativa. Se le denomina 'la enfermedad silenciosa' porque generalmente no ocasiona síntomas, y, si lo hace, éstos pueden confundirse con los de otras patologías.
Si la padeces, además de tomar medicación si el médico así te lo indica, es clave tener presente que ciertos hábitos pueden ayudar mucho a cuidar la salud del corazón. Hacer ejercicio para mantener fuerte este órgano, reducir el consumo de sal (existen alternativas para dar sabor a tus platos), beber mucha agua y, por supuesto, comer mucha fruta y verdura fresca son factores que ayudan mucho en este sentido.
El consumo habitual de fruta (y no, sentimos decirte que beberte un zumo no es lo mismo que comerte la fruta) es fundamental para una buena salud y, por tanto, una buena calidad de vida. Sin embargo, en el caso de las personas con hipertensión es especialmente importante. Todas las frutas son muy saludables y recomendables, pero lo cierto es que ciertos ejemplares son especialmente útiles entre aquellos que tienen esta patología gracias a su alto contenido en vitaminas, minerales y fibra. Además de añadir a la dieta alimentos como el pepino, kéfir, ajo o hierbas aromáticas, de los que se han hecho estudios que avalan su eficacia a la hora de reducir la presión arterial, tomar con frecuencia plátano, kiwi, pera o manzana (con piel) nos ayuda mucho a cuidar de la salud del corazón y, por tanto, reducir el riesgo de tener la presión arterial demasiado alta.
Te contamos cuáles son las frutas que deberías priorizar si padeces hipertensión. Toma nota... ¡y añádelas a tu dieta!
tracking