Revista Mía

Cheesecake light sin horno

¿Buscas un postre para pecar sin remordimientos? El cocinero Gonzalo D’Ambrosio nos propone una tarta de queso ligera y que no necesita cocción.

Cómo conseguir una cheesecake perfecta:

Esta cheesecake o tarta de queso tiene varios puntos interesantes:
Es una receta ligera, es decir se trata de un postre que no lleva azúcar y el queso de untar es light. Lo que hace que el contenido calórico de la misma se reduzca de forma muy considerable y que sea una receta apta para diabéticos.
Además, es una tarta que se prepara relativamente en poco tiempo y que no necesita horno. La única clave, tal y como nos indica Gonzalo está en la cantidad de gelatina a usar. Tiene que quedar con una textura ligera pero con consistencia suficiente para que no se desmorone al servir la porción.
Con respecto a las hojas de gelatina, también es muy importante hidratarlas en agua fría durante 5 o 10 minutos antes de incorporarla a una preparación.
Después, si la vas a echar en una crema caliente solo tienes que añadirla y mezclar. Si, como en este caso, la vas a incorporar a una crema fría, tienes que calentarla para que quede líquida. Puedes hacerlo sin ningún problema en el microondas, hasta que quede totalmente líquida (y con cuidado de no pasarte).
Una vez lista, debes añadirla a la crema de queso y mezclarla muy bien para que se integre perfectamente.
Gonzalo nos propone fresas y frutos rojos para acompañar esta tarta, otra opción es hacer con ellos un coulis (o salsa de frutos rojos) que se puede colocar sobre la crema de queso.
Una sugerencia de presentación es prepararla en formato individual, en vasitos. Ideal para este tipo de eventos más elegantes.
Con estos sencillos consejos y trucos conseguirás una tarta de queso deliciosa y perfecta para pecar sin pensar en las calorías e, incluso, para proponerla como postre en una comida de fiesta.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 45 min
  • Tiempo de cocción -
  • Porciones 6
  • Tipo de receta Dieta baja en grasas
  • Precio -

Ingredientes

  • 250 g de galletas de avena
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 400 g de queso Philadelphia light
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido
  • 200 g de yogur griego natural sin azúcar
  • 200 g de nata ligera
  • 100 g de frutos rojos
  • 100 g de fresas
  • Hojas de menta.

Preparación

Triturar las galletas de avena y mezclarlas con la mantequilla derretida

A continuación, poner la mezcla como base en un molde desmontable

Hidratar las 3 hojas de gelatina en agua fría

Batir el queso Philadelphia con el edulcorante líquido, añadir el yogur y por último la nata

Probar el dulzor para rectificar si es necesario

Añadir la gelatina hidratada y disuelta (yo lo hago en el microondas, bastan unos20 segundos)

Echar la mezcla sobre la base de galletas y la dejas enfriar en la nevera durante 3-4 horas para que se solidifique la gelatina

Pasado el tiempo, desmoldar la tarta y decorar con unos frutos rojos, fresas y unas hojas de menta

Importante:Si preparas esta tarta para el mismo día, debes usar la cantidad de gelatina que indica la receta

Sin embargo, si la preparas de un día para otro o para dentro de dos días Gonzalo recomienda quitar una hoja de gelatina para que no quede como una gelatina comprada

¡Tiene que quedar una tarta de queso absolutamente deliciosa!- Receta del libro La cocina de Gonzalo D'Ambrosio: 100 recetas infalibles para sorprender, de Gonzalo D’Ambrosio

No te pierdas sus recetas en su canal de Youtube, en Facebook, en Twitter y en Instagram

tracking