15 errores frecuentes al hacer croquetas

Las croquetas son un icono de la cocina tradicional, pero también están muy presentes en la cocina de vanguardia. Levantan pasiones, pero hacerlas y que queden perfectas tiene sus trucos. Veamos los errores más frecuentes al hacer croquetas y las claves para evitarlos.

Lo reconocemos: disfrutar de unas buenas croquetas es un placer que no siempre es fácil de igualar. Elegir las mejores no es  sencillo y este ansiado título tiene entre madres y abuelas grandes competidoras. Hay tantas variedades de croquetas como gustos: las podemos encontrar tamaño “croquetones” o más pequeñas y finas, pueden ser alargadas o también pueden hacerse redondas, por ejemplo.

Si nos metemos a hablar del relleno de las croquetas ya hay que hacer un capítulo aparte porque hay rellenos de todo tipo: desde los más tradicionales como el jamón, el pollo, el queso, los boletus o el pescado a los rellenos más atrevidos como la calabaza, las verduras, la morcilla, el pulpo, el chorizo, el rabo de toro, el foie o la cecina, por ejemplo. Hay tantas opciones como nuestra imaginación alcance…

Además, no debemos olvidarnos que, a pesar de que las croquetas son alimentos tradicionalmente salados, también las hay dulces, como las croquetas de chocolate, de manzana, de plátano, de yogur y hasta de arroz con leche. Variedades, sin duda, para los paladares más atrevidos y a los que les gusta innovar.

A la hora de hacer croquetas, como se suele decir, “cada maestrillo, tiene su librillo” y hay consejos y recomendaciones para todos los gustos para lograr unas croquetas perfectas. Hay gente que prefiere hacer una bechamel más líquida para que las croquetas queden más cremosas, otros, sin embargo, prefieren una bechamel más densa para disfrutar de una croqueta más compacta. Hay quien prefiere un rebozado más ligero y para otros la mejor croqueta es la que tiene la capa exterior gruesa y muy crujiente. En la variedad está el gusto, sin embargo, es cierto que hay errores que cometemos con cierta frecuencia que impiden que nuestras croquetas nos queden como nos gustaría, por eso, vamos a hablar de esos errores más habituales y  de cómo podemos evitarlo. Una premisa es básica: elegir ingredientes de calidad, dedicarle tiempo y cariño a la tarea de hacer croquetas y seguir algunas de nuestras recomendaciones para evitar errores te ayudará a presumir de croquetas. No te pierdas la galería y ¡manos a la masa!

Continúa viendo nuestras galerías