Trucos para cocer legumbres secas

Las legumbres tienen gran cantidad de beneficios para nuestra salud. Cocer legumbres requiere algunos trucos para que no queden duras y salgan perfectas. Te los contamos.

Existe una gran variedad, pero las más consumidas y conocidas son los frijoles, los frijoles blancos, las habas, los garbanzos y las lentejas. Además de estos, nuestra gastronomía está empezando a introducir otros menos frecuentes,  como los altramuces y la soja, muy popular en platos asiáticos. Las legumbres están consideradas como una fuente de nutrientes, ya que tienen un alto contenido en fibra, tienen numerosas vitaminas, hierro, proteínas y son bajas en sodio.

La conocida como “proteína de los pobres”, además,  te aporta potasio, calcio, fósforo y yodo. Además, si padeces diabetes tipo 2 las legumbres ayudan a que controles las subidas bruscas de azúcar por su bajo índice glucémico. Gracias a este índice, este "superalimento" también permite que no tengas sensación de hambre tras su consumo.

¿Cómo combinarlas?

La legumbres son tan importantes que se recomienda consumir de 2 a 4 raciones a la semana, por eso te aconsejamos que las acompañes de otros alimentos, como los granos. Esta combinación facilita la absorción del hierro y de los minerales que contienen. Este fenómeno  también ocurre si añades alimentos con vitamina C a tus platos de leguminosas. Puedes añadir las legumbres secas  en ensaladas, hacerlas caldosas, en hamburguesas o preparar hummus o cremas.  

Si quieres aprender cómo cocinarlas de forma correcta, no te pierdas los siguientes trucos que te proponemos para que aproveches los beneficios de este alimento barato y versátil.

 

Continúa viendo nuestras galerías