Cómo hacer el mejor brownie de la historia (para mi)

¿Quieres aprender a elaborar el mejor brownie de chocolate de la historia? Si es así no te pierdas los ingredientes y pasos necesarios para hacerlo fácilmente en casa.

¡21 de marzo! Día súper especial para mí. No sólo es el día oficial del inicio de la primavera (que en los últimos años se ha venido retrasando hasta el día 22, o que este año por ejemplo se ha adelantado al día 20), sino porque... ¡es mi cumpleaños! Hoy cumplo nada más y nada menos que 36 años, doble mayoría de edad. Es increíble cómo una sigue sintiendo que los años no pasan y de repente soplas las velas y te das cuenta de que estás ya un paso más cerca de los 40 que de los 30.

Receta del mejor brownie de chocolate
Foto: Istock

Y pensando en el contenido del artículo de hoy, y tras darle muchas vueltas, he decidido traeros la receta del pastel que más me gusta desde pequeña, con la que empecé a interesarme por la cocina. Es un clásico, pero yo soy muy de clásicos, ya lo sabéis. Soy una amante de la repostería y una glotona apasionada por todo lo dulce, así que no podría ser otra cosa que un brownie

Hay mil y una recetas de brownies por todas partes, es uno de los postres estrella de los restaurantes y de los más demandados. Hay infinidad de versiones y gustos para todos los colores, pero yo os voy a contar cómo hago el brownie que para mí es perfecto: ese crujientito por fuera, con una costra en la superficie, pero a la vez meloso y súper jugoso por dentro

Ingredientes:

  • 200 gr mantequilla
  • 200 gr chocolate fundente (postres) mínimo 50% cacao
  • 4 huevos
  • 80 gr harina de repostería
  • 180 gr azúcar blanco
  • 75 gr pepitas de chocolate blanco
  • 75 gr pepitas de chocolate con leche
  • 75 gr pepitas de chocolate negro (70% cacao en adelante, para diferenciar la intensidad y que no se nos pierda en la mezcla)

Paso a paso:

Lo primero que vamos a hacer es fundir el chocolate con la mantequilla. Lo haremos al baño María. Si tenemos la mantequilla pomada (a temperatura ambiente) el proceso será mucho más rápido y eficiente. Poco a poco vamos dejando que coja temperatura y ambos ingredientes se vayan fusionando en una mezcla perfecta de color, brillo, textura y sabor.

Dejamos reposar esta mezcla y que vaya perdiendo temperatura, no nos interesa que esté caliente o excesivamente derretida.

Por otro lado, batimos los 4 huevos e incorporamos el azúcar hasta blanquear dichos huevos (batimos fuerte hasta que quede un color como blanquecino y una textura espumosa. Es el único punto en el que nos interesará meter aire).

Una vez esté frío el chocolate con la mantequilla, incorporamos los huevos con el azúcar, y removemos suavemente.

Vertemos la harina de cucharada en cucharada, incorporando a la mezcla muy poco a poco.

Incorporamos las chips de chocolate blanco, con leche y negro.

Vamos a introducir la mezcla en un molde de horno previamente engrasado con mantequilla o con un papel de horno en la base para que no se nos pegue.

Cuando ya lo tenemos en el recipiente, vamos a echar con un colador una ligera capa de azúcar por encima de la masa. Este será el azúcar que se hará costra en el horno y así nos quedará crujiente en su parte superior.

Precalentamos el horno a 180 grados y dejamos que vaya haciéndose durante 20-25 minutos. Una vez listo, esperar a que se enfríe para desmoldarlo.

Imprescindibles para conseguir el mejor brownie de la historia (trucos y consejos útiles)

Utilizar siempre ingredientes de buena calidad

Esto siempre es fundamental en la cocina. Lo que cocines con buenos ingredientes tendrá mucho más éxito que lo que se cocina con ingredientes de no buena calidad. No sólo hablamos de sabor final, sino de textura, comportamiento de los ingredientes y apariencia. 

Baño María como técnica más recomendada

A la hora de fundir el chocolate con la mantequilla, mucha gente lo hace al microondas. De esta forma es muy fácil pasarse y terminar quemando el chocolate, algo que nos dejará un sabor amargo y desagradable que ya no podremos combatir. Al baño María, es algo mucho más controlable, ya que no dejas de batir y vas viendo segundo a segundo cómo va fundiendo.

Trucos para hacer el mejor brownie de chocolate
Foto: Istock

Templar dicha mezcla antes de incorporar el resto de ingredientes

Es importante que cuando el chocolate se mezcle con los huevos, no esté caliente, ya que podría “precocer o precuajar” ligeramente los huevos, y no queremos esa reacción en la masa, la queremos más sueltita.

Incorporar los ingredientes, no batirlos

En el bizcocho de toda la vida nos interesa meter aire, porque queremos que suba. Pero el brownie se caracteriza por esa textura apelmazada final (no olvidemos que nació de un olvido de la levadura cuando un cocinero quería hacer un bizcocho de chocolate).

Lo único que batiremos es el azúcar con los huevos para blanquear la mezcla, pero el resto de ingredientes los incorporamos con movimientos envolventes suavemente.

La fina capa mágica

La clave en conseguir una costra en la superficie, es echar un poco de azúcar como último paso antes de meter al horno. Este azúcar superficial será el que caramelice y forme dicha costra crujiente que tanto me gusta.

No pasarnos con el tiempo de horneado

Los hornos varían de unos a otros, por eso es importante testar el producto antes de retirarlo del horno, pinchar con cuchillo y ver que sale manchado. Con la cocción residual terminará de hacerse, pero es importante que el cuchillo salga manchado. 

Dejar enfriar antes de desmoldar

Esto es un must en cualquier cocinado con molde en el horno. Para que no se nos rompa el brownie al desmoldarlo es importante dejarlo reposar y enfriar previamente.

Receta de Brownie de chocolate de Aitana Avila
Foto: Aitana Ávila

Como veis, no he añadido nueces a mi brownie. Esto es una decisión muy personal que probablemente no todo el mundo comparta, pero a mi me gusta sin nueces. Si el cacao y las pepitas de chocolate son de buena calidad, no necesitaremos nada más para disfrutar de la intensidad de sabor a chocolate de nuestro brownie y de su maravillosa textura.

Espero que os guste, y si no, con esta base podéis probar mil variedades. De chocolate blanco, con frutos secos, sin ellos, relleno de ganache… es un mundo-

Aitana Ávila

Aitana Ávila

Mi nombre es Aitana Ávila, soy una joven bilbaína de 35 años (camino ya de los 36) y soy nueva por aquí. He tenido la suerte de que me hayan encomendado una nueva labor y un nuevo reto profesional que acepto con muchísima ilusión e inquietud: formar parte de una de las revistas referencia de este país como es la revista Mía, y poder aportar mi granito de arena en algo que me apasiona, un canal en el que hablaremos principalmente de todo lo relacionado con uno de mis hobbies por excelencia, la cocina.

Continúa leyendo