Revista Mía

¡Aguacate en tu dieta! Hay vida más allá de las ensaladas y las tostadas

Es el ingrediente de moda, pero muchas veces no sabemos cómo utilizarlo más allá de las ensaladas. Te descubrimos variadas y deliciosas formas de incluir el aguacate en tu dieta

El aguacate está de moda, solo hay que echar un vistazo en los supermercados o en las fotos de las cuentas de Instagram de las influencers para comprobarlo. Pero no solo las redes sociales, los datos también hablan por sí mismos: las importaciones del aguacate en la Unión Europea se han multiplicado por cuatro entre 2000 y 2017. Hace dos años, la entrada de este producto alcanzó la marca histórica de 486.063 toneladas.
Las razones por las que este fruto es ahora uno de los más demandados en mercados y restaurantes son varias, pero una de ellas estaría relacionada con la promoción y difusión de las propiedades nutritivas de este alimento, que aporta gran cantidad de proteínas y tiene un alto contenido de aceites vegetales. Las virtudes del aguacate le han convertido en una especie de oro verde que gusta a (casi) todo el mundo. El problema estriba cuando queremos consumirlo más allá del clásico guacamole o de las tostadas para el desayuno.
Aunque fueron nuestros vecinos franceses quienes incorporaron el aguacate en su dieta a finales de los años 70, los pueblos originarios de México consumen aguacate desde hace más de ocho mil años. Tan arraigado está en su cultura que es común que cada casa tenga un árbol de aguacate en su patio. No es para menos: su pulpa contiene vitaminas A, C y del grupo B. También aporta minerales como calcio, hierro, magnesio y zinc, entre otros y también ayuda a reducir los niveles de colesterol y combatir la artritis y el asma.
También el hueso del aguacate está lleno de antioxidantes ya que contiene el 70 % de los aminoácidos de este fruto. Últimamente se ha puesto de moda consumirlo en batidos o ensaladas. Para hacerlo, primero debes eliminar la capa fina de piel marrón, cortarlo con un cuchillo y triturarlo. También se puede tomar como infusión.
Aparte de las opciones saladas, el sabor neutro de este fruto va muy bien con los postres y su pulpa cremosa es perfecta para realizar delicioso helado casero. Pero una de las opicones más extendidas es, sin lugar a dudas, desayunar tostadas con aguacate. Si te decides por comenzar de esta manera el día, puede que pronto no puedas pasar sin ella, ya que sus aceites saludables tienen un altísimo poder antioxidante y saciante.
Pero hay más formas de preparar el aguacate, te mostramos algunas más en la siguiente galería.
tracking