Revista Mía

10 cenas muy fáciles para adelgazar sin pasar hambre y sin aburrirte

¡No seas perezosa! Ponte manos a la obra para preparar recetas sencillas y bajas en calorías, pero con todos los nutrientes que necesitas. Lo ideal es combinar proteína y verduras y echar mano de condimentos deliciosos.

El momento de la noche es crítico en lo que a comida se refiere para muchas las que intentáis mantener el peso a raya. Llegas con hambre, demasiado cansada para ponerte a cocinar y puedes caer en la tenación de recurrir a alimentos poco saludables o demasiado calóricos. ¡STOP! Vamos a darte ideas para 10 cenas muy fáciles que no engordan y que encima están buenísimas. Nada de recurrir al mítico pollo plancha con ensalada, que eso aburre a un muerto, hay que echarle un poco de creatividad a la cosa para adelgazar saludablemente y sin sufrir.
Antes de nada, recordar como siempre que lo ideal es consultar a un experto pero en líneas generales los nutricionistas apuestan por la combinación proteína magra y una ración de verdura como fórmula magistral. Los alimentos ideales para tomar en la cena son carnes blancas, pescados, huevos, verduras de bajo índice glucémico y grasas saludables como el aceite de oliva o el aguacate en pequeñas cantidades. Los hidratos de carbono no están prohibidos, pero sí limitados. ¡No necesitas tanto aporte de energía para irte a dormir! Lo ideal es que el menú sea ligero, de fácil digestión y que no produzca flatulencias para mejorar tu descanso, además de controlar tu peso.
De nada sirve que durante el día controles tu alimentación si al llegar la noche comes cualquier cosa. Lo de no cenar o tomarte solo una manzana tampoco es una opción. La fruta contiene azúcar y puede provocar que tengamos un pico de insulina y que la energía que nos aporta se acabe convirtiendo en grasa al no utilizarla. En resumen, la dieta debe ser equilibrada 24 horas. Muchos expertos recomiendan hacer cinco ingestas al día, precisamente para evitar que te sientes a la mesa con un hambre voraz y acabes comiendo más de lo que debes.
¿Qué pasa con el postre a la hora de cenar? Siempre puedes recurrir a tomar una infusión o un yogur desnatado para no quedarte con la sensación de que te falta algo. Lo más importante a la hora de preparar cenas para adelgazar es echarle imaginación y no ceder ante la pereza. ¡Hay que meterse entre fogones y elaborar un menú variado para no aburrirte! Convierte la última cita del día con la mesa y el mantel en un momentazo con los platos que te proponemos. Son ideas a partir de las cuales puedes encontrar mil y una variedades.
tracking