Revista Mía

Mitos y verdades sobre las legumbres

Las legumbres son nutritivas, deliciosas y muy saciantes. Sin embargo, sobre ellas todavía existen ciertas falsas creencias que conviene desterrar.

Hay muchas razones para comer legumbres: son nutritivas, deliciosas, admiten mezclas variadas... ¡No hay motivos para no consumirlas! Este grupo de alimentos es tan importante que en 2016 se designó el 10 de febrero como el Día Mundial de las Legumbres. Los expertos recomiendan consumirlas de 2 a 4 veces por semana para beneficiarnos de sus muchas propiedades. Si todavía no lo haces porque sigues pensando que engordan, estás muy equivocada.
Que las legumbres engordan es solo uno de los muchos mitos que circulan en torno a este grupo de alimentos. No, las legumbres no aportan grasa, pero sí lo hacen los añadidos que sueles añadir a este plato, como chorizo, morcilla o tocino. Es decir, que por sí mismas no engordan. Hay quien, además, cree que no aportan nutrientes importantes, lo cual es rotundamente falso. Las legumbres son una bomba nutricional, pues nos aportan, entre otras cosas, proteínas vegetales. Por ejemplo, 100 gramos de lentejas crudas contienen aproximadamente 25 gramos de proteínas. Son, por tanto, un estupendo alimento para veganos.
Su riqueza en fibra es otro de los puntos fuertes de las legumbres, que constituyen un estupendo alimento para cuidar la salud digestiva y controlar el colesterol, gracias a su elevado contenido en esta sustancia vegetal. Por si fuera poco, son una estupenda fuente de hierro, lo cual las convierte en ideales para prevenir la anemia. Eso sí, recuerda que para mejorar la absorción de este mineral se recomienda combinarlas con alimentos ricos en vitamina C. En su composición encontramos altas cantidades de vitamina B, micronutriente muy valorado por su papel a la hora de mantener en buen estado el sistema nervioso, entre otras cosas.
¿Otros puntos a favor? No contienen gluten, por lo que celíacos e intolerantes pueden consumirlas sin problema. Además, son uno de los alimentos que más aguanta en la despensa sin estropearse. No tienes motivos para no añadirlas a tu dieta, pues son un alimento con infinidad de beneficios. Sin embargo, todavía circulan muchos mitos alrededor de ellas. Te contamos cuáles son las creencias más arraigadas y qué hay de cierto en ellas.
tracking