Nutrición

15 errores frecuentes que cometemos con el queso

En el mundo del queso tenemos todos los extremos: desde los que lo consideran un producto gourmet imprescindible en su día a día y no tienen inconveniente en invertir un porcentaje importante de su presupuesto en comprar diferentes quesos, hasta los que sencillamente van al mercado, compran un queso y lo tienen para un aperitivo improvisado. Eso sí, todo el mundo tiene, al menos, una cuña de queso en casa.

Sin embargo hay algunos errores frecuentes que se repiten en la mesa de casi todos, desde los paladares más gourmets hasta los menos sibaritas en lo que a queso se refiere.

Cuidado con estos errores frecuentes al comer queso

No se puede negar, el queso es unos de los grandes inventos que ha hecho la humanidad. Es sorprendente cómo a partir de la leche bien de oveja, vaca o cabra, nuestros antepasados fueron capaces de crear esta delicia tan versátil.

En nuestro país es un picoteo frecuente y tenemos en nuestro haber la producción de algunos de los mejores quesos del mundo, además de mil sitios donde disfrutar de auténticas maravillas con Denominación de Origen, como el Cabrales asturiano, el queso manchego, la Torta del Casar y así podríamos estar hasta mañana enumerando variedades de quesos.

Uno de los grandes placeres gourmets de los amantes del queso consiste en probar diferentes quesos a medida que viaja. El paladar nunca se cansa de disfrutar este capricho. Los fanáticos lo sabemos: cualquier hora y momento es bueno para tomar una tabla de queso. Porque… una vez que te animas con la tradición francesa y lo tomas en el postre, no hay vuelta atrás.

Tanto si eres de los que tiene en casa, al menos, 5 variedades de queso de procedencias distintas, como si tienes una variedad de queso suave para tus meriendas y aperitivos, tienes que evitar cometer estos errores frecuentes que te pueden arruinar el momento. ¡Toma nota de estas recomendaciones básicas!