Nutrición

17 recetas de legumbres para todos los gustos

Las legumbres son una fuente esencial de proteínas y de hidratos, por lo que son perfectas para aportar a nuestro organismo un chute de energía. Además, destacan por su alto contenido en fibra, su aporte de minerales como el calcio, el hierro o el potasio y su riqueza en vitaminas, fundamentalmente del grupo B. Por este motivo, no deben faltar en tu dieta. Te proponemos diferentes recetas de legumbres para todos los gustos.

Para seguir enumerando ventajas de las legumbres hay que destacar que son económicas y tienen efecto saciante, por lo que son perfectas para preparar un contundente guiso. Además, las legumbres pueden tomarse tanto en invierno como en verano, porque si eres de las que piensa en legumbres y solo concibe la idea de platos de cuchara, estás muy equivocada, ya que se pueden elaborar numerosas recetas perfectas para el verano, como las ensaladas de judías, de lentejas o de garbanzos.

Hay más: si te gustan las recetas más exóticas puedes preparar las legumbres en hummus o falafel, si lo prefieres, puedes decantarte por degustar cremas y purés de legumbres de todas clases, desde puré de garbanzos o de lentejas a crema de guisantes, por ejemplo. En definitiva, no hay paladar para el que no haya una receta de legumbres apropiada.

Algunas personas son reacias a tomar legumbres con frecuencia porque les producen gases, sin embargo, existen varios trucos para que las legumbres no den gases, como por ejemplo tenerlas bastante tiempo en remojo antes de cocinarlas o romper el hervor mientras se están cociendo.

Si el inconveniente que le ves a las legumbres es que no das con el punto para cocerlas bien, no te preocupes, con los trucos que te damos en nuestro artículo “Trucos para cocer legumbres secas” solucionarás el problema. Para que al cocinar las legumbres no pierdan la piel es importante ponerlas en remojo antes de cocinarlas y tener en cuenta la temperatura del agua al cocerlas, ya que judías y lentejas deben cocinarse con agua fría y los garbanzos con agua caliente. Por tanto, ya sabes, no hay excusa para no ponerte manos a la obra con las legumbres y dar con la receta que más te guste. ¡Mira estas ideas!