Revista Mía

Los alimentos que segregan endorfinas y te ponen de buen humor

Tu cocina está llena de alimentos que pueden levantarte el ánimo: salmón, chocolate, legumbres... Consúmelos con regularidad y estarás de mejor humor.

Seguir una dieta saludable es muy bueno para nuestra salud general, pero a menudo desconocemos el potencial que los alimentos tienen para modificar nuestro estado de ánimo. Incluir en nuestra dieta alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta, vitaminas y minerales que suban los niveles de endorfinas y serotonina (conocidas como las hormonas de la felicidad) es clave para estar de buen humor.
Nuestro estado de ánimo está condicionado por muchos factores, pero es nuestro cerebro el que activa los estados de humor. Estos estados de ánimo dependen de la activación de ciertas sustancias químicas. Las endorfinas son una de estas sustancias naturales que se producen en el cerebro. Dichas sustancias tienen una estructura muy similar a la de los opiáceos, pero no cuentan con sus efectos adversos. No solo actúan como potentes analgésicos, sino también estimulan los centros de placer creando situaciones satisfactorias que contribuyen a eliminar el malestar.
Hay diversas formas de estimular la producción de endorfinas. Todas las actividades que nos resultan placenteras las liberan. Por ejemplo, la risa, los besos, los abrazos, el estrés "bueno" derivado del ejercicio físico... Además, hay ciertos alimentos que se relacionan con la producción de estas sustancias naturales. Uno de los mejores ejemplos es el chocolate, no solo por su contenido en sustancias naturales que estimulan el ánimo, sino también por el propio placer que se genera en nuestro organismo cuando lo tomamos. Además, la ingesta adecuada de triptófano podría ayudar mucho en este sentido, pues este aminoácido se encarga de sintetizar la serotonina, hormona responsable del sueño que también ayuda a combatir la depresión.
Del mismo modo que existen alimentos que nos ponen de buen humor, existen otros que provocan el efecto contrario, causándonos negatividad y malestar. Los alimentos ricos en azúcares refinados afectan a los niveles de azúcar en sangre, provocando cambios químicos que podrían desencadenar en una inflamación crónica, alterando el funcionamiento del sistema inmunológico. Esto se relaciona con una mayor probabilidad de sufrir depresión, algo que también se asocia a las grasas trans.
En tu cocina tienes un montón de alimentos que ayudan a mejorar el estado de ánimo. Estos son algunos de ellos. ¡Que no falten en tu dieta!
tracking