Revista Mía

Las mejores recetas con huevo

Descubre cómo sacarle partido a este ingrediente tan versátil. Existen muchas formas de cocinarlo y queda genial en un montón de recetas.

El huevo es un ingrediente de lo más versátil dentro del mundo gastronómico. Con el tiempo, hemos observado al huevo con recelo creyendo de forma errónea que es malo para nuestra salud por su alto contenido en colesterol. Los últimos estudios apuntan a que el riesgo de sufrir cardiopatías no está relacionado con el consumo de huevo. La propia Fundación Española del Corazón reconoce que sus beneficios nutricionales hacen de él un alimento necesario y que si se está sano no hay por qué restringir su consumo. "Una buena salud cardiovascular se consigue a través de unos buenos hábitos de vida, siguiendo una dieta equilibrada y practicando ejercicio físico de forma regular", afirma el Dr. Plaza presidente de la Fundación Española del Corazón.
La Fundación recomienda un consumo de 3-5 huevos a la semana en personas sanas y si se tiene el colesterol alto, reducir a 2-3 huevos completos (clara + yema) ó 2-3 yemas y 4-5 claras a semanales.
Te queremos proponer una selección de las mejores recetas cuyo protagonista es el huevo, para que lo saborees de distintas formas. Todas estas elaboraciones son nutritivas, fáciles de hacer y están deliciosas. Puedes preparar los huevos cocidos, en tortillas, rebozados, escalfados o pasados por agua. ¡Lo dejamos a tu gusto!
Como hemos dicho, los huevos no son malos para la salud, lo importante es controlar su consumo semanal y diario. Su gran contenido en grasa se encuentra únicamente en la yema, la clara es una gran fuente de agua y proteínas. De hecho, los supermercados ya se han encargado de separar ambos elementos mecánicamente y vender botes de clara pasteurizadas.
Los huevos, lejos de provocar excesivos aumentos de colesterol en nuestro organismo, tienen numerosos beneficios. Son ricos en vitamina D, promueven la fijación y retención del calcio y fósforo en los huesos. Su gran contenido en proteínas actúa en las recuperaciones musculares, así que consumir un revuelto de claras después de hacer cualquier tipo de deporte es muy recomendable. Además, el huevo es una gran fuente de antioxidantes como el selenio, la vitamina E o el ácido fólico.
En el mercado encontrarás una gran variedad de tipos de huevo que se pueden diferenciar por la calidad, el color o el tamaño. A la hora de elegir un huevo debes tener en cuenta ciertos detalles. En los supermercados encontrarás huevos que tienen un código en la cáscara.
Memoriza lo que significa cada dígito para que sepas realmente el producto que estás comprando. Ese código está relacionado con la calidad y te brinda información sobre el país de origen, la forma de cría de las gallinas o la granja de la que proviene.
No te la juegues y elabora estas recetas de huevo con productos frescos y de calidad. Nosotras apostamos por los huevos de gallinas que se hayan criado libremente.
tracking