Trucos

13 trucos para hacer las mejores brochetas

Las brochetas, frías o calientes, son muy versátiles; las podemos tomar de aperitivo, como plato único e incluso como postre.

Muy populares en la cocina, son ideales para darle un toque de color a nuestros platos cuando tenemos alguna reunión familiar o fiesta de amigos, aunque podemos preparar deliciosas brochetas en cualquier momento del año. Ahora que la comida en formato ‘finger food’ está tan de moda, son un aperitivo ideal.

Las brochetas son platos muy apetitosos, ya que en ellas podemos combinar una gran variedad de ingredientes (carnes, pescados, verduras, setas), todos los que se nos ocurran, aderezados con diferentes sabores. Las combinaciones son infinitas; de cualquier forma quedarán deliciosas.

Puedes prepararlas con antelación, y solo tendrás que pasarlas por la plancha o la sartén cuando vayas a comerlas.

Para que la carne o pescado de las brochetas adquieran un sabor especial, conviene marinarlos. Una marinada preliminar mejorará considerablemente las brochetas. Se puede preparar:

- Seca. A base de hierbas, especias y sal, muy indicada para la carne de cerdo.
- En forma de pasta. En esta preparación las especias y hierbas frescas o secas y los aromatizantes como el ajo o la corteza de limón rallada se desmenuzan o se pican y se mezclan con aceite, suficiente como para ligar los ingredientes. En la cocina china se sustituye el aceite por salsa de soja. Estas pastas se adhieren a las carnes y pescados de las brochetas manteniéndolos jugosos además de aromatizarlos.
- Ácida. Puede ser a base de vino, zumo de limón y naranja, vinagre de vino o yogur, algunos ingredientes aromatizantes para perfumar y el aceite que sirve para que no se sequen. Esta marinada sirve para ablandar. Puedes marinar carnes, aves y hortalizas desde 2 horas a temperatura ambiente hasta 24 horas en la nevera. En el caso de los pescados y mariscos debes calcular menos tiempo.

Si vamos a preparar brochetas con carne de pollo o pavo, podemos marinar ésta con zumo de piña. La dejará muy tierna y ayudará a que los sabores del resto de los ingredientes se fijen mejor.

Te damos unos sencillos trucos para que te hagas toda una experta a la hora de cocinar brochetas.