Revista Mía

Las mejores recetas de fiesta baratas para triunfar en Navidad

Los mejores platos especiales, por muy poco dinero. Porque comer rico no está reñido con la cocina barata, te enseñamos a crear un menú low cost. Apunta estas recetas que te encantarán.

Las Navidades y las épocas festivas son días de compartir comidas con amigos y familia, pero también son muy peligrosos para los bolsillos.  Los menús rimbombantes tienen gran parte de la culpa. Aunque en los últimos años la norma indica que hay que comer marisco a tutiplén, no siempre ha sido así. Solo las familias más pudientes de las costas podían permitirse el lujo de catarlo, algo impensable para los habitantes del interior del país que se decantaban por pescados de río, como la anguila o el congrio.  Ni siquiera el pavo (aunque no te lo creas) es una tradición con muchos años a sus espaldas en nuestro país. ¿Podemos renunciar a las ostras y a las vieiras sin dejar de ponernos las botas? ¿Se puede comer barato y rico en Navidad? Nosotros te damos la respuesta: un sí rotundo. Y a las pruebas nos remitimos.
Los entrantes nunca han dado muchos problemas: los canapés con untables especiados y toques de sabor son un buen comienzo para abrir bocas. Hasta ahí bien. Pero, ¿qué pasa con los platos principales? El rodaballo, la merluza, las carnes como el entrecot, el solomillo o el cordero no están al alcance de todos los bolsillos. Por eso, nosotros te ofrecemos alternativas tanto a las carnes como a los pescados que se suben un poco de precio.
Si no quieres centrar tu cena en un plato de carne o pescado, no te olvides de las cremas o las sopas con toques especiales. Con una base de patata o zanahoria y añadiendo crujientes de jamón o tropezones de marisco, te ahorrarás unos cuantos euros.
En cuanto a las carnes, vetadas de las comidas navideñas durante mucho tiempo por razones religiosas, se sustituyeron por pescados y por verduras. Te enseñamos el paso a paso para preparar un delicioso pastel de lombarda y te damos unas cuantas recetas con una de las carnes más baratas del mercados: la codorniz. Un alimento versátil que admite salsas y condimentos de todos los tipos. Coge papel y boli para apuntar, porque en esta galería tienes muy buenas y a bajo coste.
tracking